odontología avanzada natural
i+d

artículos

Síndrome de la disfunción postural descendente de origen oclusal (SDPDO) en la hipoacondroplasia (HACH)

Cuando a la consulta odontológica, llega un paciente con una discapacidad en relación con una parálisis cerebral, deberíamos hacer una exploración intraoral y extraoral minuciosa en el ámbito del aparato estomatognático, para descartar cualquier tipo de patología oclusal, que desencadene un Síndrome de Disfunción Postural Descendente, que pueda empeorar el cuadro clínico que el paciente presenta.

La Hipoacondroplasia es una displasia ósea de carácter autosómico dominante, que presenta anomalías del esqueleto, similares a la acondroplasia, aunque más leves. Se caracteriza por talla baja y dismorfias variables (cuerpo desproporcionado, rizomielia, lordosis lumbar, braquidactilia). El gen responsable de la acondroplasia e hipoacondroplasia se localizó en la región 4p16.3, encontrándose una mutación, Asn540Lys en el dominio proximal del centro activo tirosinquinasa, que actúa como regulador negativo del crecimiento óseo. Actualmente las mutaciones C1620A y C1620G, comportan un cambio de lisina por asparragina del receptor 3 del factor de 4,5,6crecimiento de fibroblastos (FGFR 3 )

El síndrome de disfunción postural descendente de origen oclusal (SDPDO)  , es un cuadro clínico caracterizado por el conjunto de signos, síndromes  y síntomas que tiene un paciente en la boca, y a distancia de la misma, incluída la postura, en relación con alteraciones en alguna de las partes que forman el aparato estomatognático, ya sean dientes, músculos y articulación temporomandibular (ATM). 5Le llamamos disfunción postural descendente, porque el origen del problema está en el aparato estomatognático, y se transmite a la columna vertebral y la cadera e incluso a los pies, a través de las cadenas musculares. La pérdida del control minucioso de la actividad neuromuscular, para mantener el centro de gravedad del cuerpo dentro de la base de sustentación, tanto en estática como en dinámica, se debe a alteraciones en la información sensitiva de los diferentes receptores propioceptivos: sistema vestíbulo-laberíntico para la verticalidad, sistema oculo-motor para la horizontalidad, y el sistema estomatognático en las tres direcciones del espacio, ya que el 7,8espacio oclusal, la articulación temporomandibular y los músculos masticadores son tridimensionales, y su patología se manifiesta en sentido anteroposterior, vertical y transversal.

Descargar en PDF

proboca
15/12/10

Deja un comentario

buscar contenidos
últimos artículos
últimas publicaciones